Los sistemas fotovoltaicos, basados en las propiedades de los materiales, transforman la energía solar radiante en energía eléctrica. Este proceso de transformación ocurre en el elemento semiconductor denominado célula fotovoltaica. Las células fotovoltaicas están formadas por diferentes capas de sílice. Cuando los fotones de la luz solar chocan contra los átomos de silicio, se libera un electrón generando la corriente eléctrica. Pueden ser sistemas aislados, sistemas conectados a red o de “autoconsumo”.

Los componentes principales de este tipo de instalaciones son:

  • Estructuras o seguidores

  • Placas solares

  • Inversores

Los siniestros más comunes  son los originados por condiciones climáticas desfavorables y agentes externos. Es importante la buena gestión y mantenimiento, ya que de otra manera se reduce considerablemente el rendimiento de la instalación.

Servicios Específicos

 

  • Inspecciones predictivas .

  • Inspecciones específicas de componentes principales (Termografía, análisis de redes, etc).

  • Peritación judicial.

  • Gestión de siniestros y avería de maquinaria.

  • Gestión de activos energéticos incluido la contratación de servicios asociados.

  • Informes de RCA (Análisis de Causa).

  • Análisis Económico y de Rentabilidad.

  • Cálculo de Pérdida de Producción.

  • Análisis medioambientales (valoraciones ambientales, impacto ambiental, flora y fauna, etc)